Una de las experiencias más increíbles de viajar son las lecturas de vida que te dan las personas que conoces durante la travesía, como nuestro amigo Thiruvarangan Thirunimalan.

Este chico inglés, original de Sri Lanka, de 31 años de edad, viaja el mundo en silla de ruedas, backpacking y solo; mientras a la misma vez genera ingresos.

Aquí la entrevista que le hicimos a Thiruvarangan, quien nos demuestra que para el que quiere, todo es posible y que las limitaciones no existen.

IMG_1070FotosRev.

¿Por qué estás en silla de ruedas y cómo te sientes?
Nací con la condición de la Espina Bífida, de forma que nunca he caminado.

En ocasiones me he sentido diferente a los demás por estar en una silla de ruedas, como por ejemplo, cuando veo a mis amigos jugar deportes. Sin embargo, en general no pienso en eso.

Siempre cuando he querido algo en la vida, he trabajado mucho y lo he conseguido. No puedo caminar, pero puedo mover mis piernas, mis brazos y todo mi cuerpo. Me siento que soy capaz. Hay cosas que quisiera hacer, pero al mismo tiempo, soy afortunado porque tengo cerebro y un cuerpo que puedo mover.

IMG_1069FotosRev.

¿Qué lugares has visitado?
Viajé backpacking solo por dos meses a India, luego a Filipinas por dos meses, estuve en Tailandia cinco meses y también en Australia y Europa del Este.

¿Cómo haces para viajar y transportar el equipaje solo en silla de ruedas?
Viajo en una silla de ruedas con dos mochilas pequeñas, que ubico en la parte trasera de la silla, y la mochila grande, que usualmente la llevo en mis muslos. Realmente casi no ando con la mochila grande, ya que la dejo siempre en el hostal o lugar donde me hospedo. Si tomo un taxi, bus o avión, tampoco tengo que andar con la mochila grande. En general, no uso trenes porque es más complicado para mi.

Usualmente me hospedo en hostales, en donde conozco personas con facilidad y termino viajando con ellas. Ellos me ayudan mucho.

Al momento de tomar un avión, en el aeropuerto me dan una silla de ruedas pequeña que puedo entrar hasta el asiento. Intento no ingerir líquidos como tres horas antes del vuelo para evitar tener que pararme en el avión a ir al servicio sanitario. Por supuesto, en un vuelo de once horas es inevitable ir.

Cuéntanos de tu primera experiencia viajando.
Mi primer viaje solo backpacking fue dos meses en India. India es un lugar desorganizado y a veces las personas pueden ser rudas. Para personas en silla de ruedas, como yo, es bien difícil, no hay acceso para nosotros, moverse en la calle da trabajo y hay muchos lugares en los que no puedo entrar. Pero de alguna forma siempre quise seguir intentándolo. No sé cómo, pero lo manejé bien y lo logré. Me ayudó hacer amigos en los hostales porque me daban la mano.

En India, en muchos momentos sentí frustración, no sólo por mi, sino porque me preguntaba cómo una persona con discapacidad nacida en India podía sobrevivir. Allí es duro para personas con discapacidad.

¿Cómo te las arreglas para hacer dinero a la misma vez que viajas?
Estudié física y matemáticas, pero hago algo diferente. Escribo para upwork.com, una de las plataformas más grandes dedicadas a las contratación de freelancers. Además, compro productos de China y los importo a América y Estados Unidos a través de amazon.com. Eventualmente quiero establecer mi propio negocio, pero por los próximos tres años lo que quiero es hacer dinero mientras viajo.

¿Cuál ha sido tu mejor experiencia viajando?
Mi mejor experiencia fue en Goa, un estado en la costa oeste de India. Todo fue increíble. Tan pronto llegué al dormitorio del hostal me hice amigo de los chicos. Simplemente hicimos clic. Viajamos a tantos lugares diferente juntos, nos divertimos mucho.

¿Cuál ha sido tu peor experiencia viajando?
Mi peor experiencia fue en Serbia. Ese día salí con unos amigos a pasarla bien y darnos algunos tragos. Luego nos dirigimos a una fiesta en un bote, cuando me dijeron que no podía entrar por estar en silla de ruedas. Ese día me puse muy triste y lloré.

¿Cuál es tu lugar favorito en el mundo?
Hampi en India. Tiene la vista más linda que jamás he visto.

¿Para dónde vas a viajar luego?
En mayo espero ir a Romania, explorar más de Europa del Este. Después pienso ir a Nueva Zelandia, que tengo una visa de un año y espero trabajar allí. Es un poco más difícil para mi conseguir empleo porque debe ser de oficina, pero quiero intentarlo.

¿Qué has aprendido viajando?
He aprendido a demostrarme que puedo hacer las cosas por mi mismo y que me encanta viajar y conocer nuevas personas. Viajar es algo que quiero hacer por muchos años más.

IMG_1054FotosRev.

¿Qué consejo le darías a otras personas que no se atreven hacer lo que tú haces?Si alguna persona de verdad lo desea hacer, le diría que le den una oportunidad y así salen de dudas. La primera vez que viajé a Tailandia nunca pensé que me gustaría tanto. Así que les diría que lo traten por una semana o un corto periodo de tiempo, si les gusta, se quedan más tiempo. Puede que se enamoren del lugar y nunca más quieran irse de allí.

Lo más importante es el deseo y el coraje. Si de veras quieres hacer algo, vas a encontrar los medios y la forma de lograrlo, no importa las limitaciones.


Conoce a Daisy
Esta chica boricua requiere moverse en “scooter eléctrica” y esto no fue limitación para cumplir su sueño de visitar Turquía.

image2

Aquí nos cuenta sobre su viaje y los preparativos:

¿Cómo organizaste el viaje?
El viaje lo coordinamos entre 5 chicas. Cada una preparó su lista de lugares que quería visitar y contactamos un guía de habla hispana por Internet a través de un referido que nos habían dado y el nos ayudó organizar nuestro itinerario y excursiones.

¿Qué te motivó?
Primero, poder ir a conocer a mi actor favorito, Engin Akyürek de la novela Fatmagül. Segundo,  el ver tus reseñas, tus publicaciones en vivo y los viajes que has compartido en las redes sociales. Tercero, conocer Turquía era uno de mis sueños, luego de ver tantos lugares en las series y documentales turcos; y por último, el querer romper con mis miedos.

¿Cuál fue el mayor reto?
El mayor reto en todo el viaje eran los medios de transporte, pues no siempre hay accesibilidad para las “scooters” o sillas eléctricas ya que no se pueden acomodar como una silla de ruedas normal.

¿Que detalles tomaste en consideración al momento de hacer tus reservas?
Primero tuve comunicación con la línea aérea y validé su política para transporte de sillas eléctricas o “scooters” pues hay regulaciones por las baterías. Para las excursiones aclaré y solicité al guía que el transporte tuviera rampa. En el caso de los hoteles les solicité que la habitación tuviera un baño accesible para la “scooter”.

¿Cuánto costo el viaje?
Aproximadamente $3,500.00 por unos 10 días.  Viajé en febrero y era temporada baja, así que conseguí el pasaje bastante económico. Los gastos de transporte y hospedaje lo compartimos entre las chicas que viajamos.

¿Qué consejos puedes darle a una persona en silla de ruedas que esté planificando un viaje?

  • Investiga bien sobre el destino que quieres visitar. Verifica que los lugares que te interesan sean accesibles.
  • Según sus necesidades particulares, asegúrese que los hoteles tengan habitaciones accesibles y que cumplan con las especificaciones que necesita.
  • Prepararse para lo peor esperando lo mejor.
  • Disfrútate todo el proceso y la aventura.

¿Qué le dirías a esas personas en silla de rueda que piensan que no se puede viajar?
Nada es imposible si así lo crees. Sí se puede, solo es cuestión de organizarse, prepararse y atreverse. Que el miedo a lo desconocido no detenga tu deseo de vivir, conocer y disfrutar las bellezas que Dios nos regaló en este planeta.

Escrito por: Yariber Faccio

SHARE
Previous articleIdeas para turismo interno
Next articleAerolíneas de bajo costo
Mi nombre es Arnaldo Santiago, puertorriqueño, amante del mundo digital, escritor por pasatiempo, productor por impulso, viajero aventurero por pasión y padre de 2 hijas maravillosas que me motivan cada día a nunca renunciar a mis sueños.

LEAVE A REPLY