Una guía para tu primer viaje sola
Escrito por Delfina Pabón

Lo primero que debes tener en cuenta al planear tu primer viaje sola es el destino. ¿A dónde te gustaría ir?

Yo soy argentina y mi primer viaje fue a Uruguay. No sonará como el destino más exótico, pero para mí fue toda una aventura y me siento orgullosa de que mi identidad viajera haya nacido allí. Muchas veces subestimamos lo que tenemos cerca porque sentimos que no es una aventura suficiente, pero la realidad es que viajar por tu propio país es lo más accesible para ti en cuanto al idioma, la moneda y las costumbres. ¡Piensa en todos los extranjeros que viajan por tu tierra cada año y se enamoran de los paisajes y la cultura local!

Si eliges viajar al extranjero, quizás se trate de un desafío más grande, pero aún así no debes tener miedo de que las barreras del idioma o la cultura generen impedimentos en tu viaje.

Por otra parte, el destino que elijas para tu primer viaje sola tendrá mucho que ver con tu presupuesto. Si eres latinoamericana y no posees mucho dinero, te recomiendo comenzar a descubrir tu continente. Cuentas con la ventaja sencilla y económica de poder moverte por tierra en bus, tren o cogiendo pon, y claro, la mayoría de los países son de habla hispana.

Equipaje
El segundo paso para organizar tu primer viaje sola se centrará en el armado de tu equipaje. No lleves más de lo estrictamente necesario, y recuerda que si te hace falta algo podrás comprarlo en el nuevo destino y conservarlo como souvenir. Las reglas infalibles en cuanto a las prendas son varias: que sean preferentemente de materiales livianos, secado rápido, colores lisos, combinables entre sí y adaptables a cualquier ocasión.

Si quieres más información sobre cómo adoptar un estilo de equipaje minimalista, puedes chequear el artículo “Viaja ligero – cómo viajar sola con poco equipaje”, en el que explico paso a paso cómo realizar una selección de lo que llevarás sin morir en el intento.

Dinero
Para muchas es “EL” tema. Sin duda, el dinero es muy importante ya que tu presupuesto determinará tu estilo de viaje.

Hay quienes cuentan con $1,000 y lo gastan en un mes, y hay otros mochileros a los que esa suma los mantiene durante medio año. Todo depende del tipo de viaje que quieras realizar.

Personalmente, no soy excesivamente ordenada ni tampoco anoto cada uno de mis gastos, pero siempre establezco un límite diario y hago lo posible por respetarlo. La manera que encontré de administrar el dinero me funciona súper bien y me brinda suficiente libertad económica sin gastar de más.

Es importante tener en cuenta qué países visitarás ya que algunos serán más caros que otros y deberás adaptar el límite de dinero establecido. Si viajas por Europa, por ejemplo, y quieres visitar países como Portugal y Noruega, deberás establecer distintos presupuestos diarios. Esto se debe a que los precios varían mucho en ambos países.

Veamos cómo funciona este método:
Debes tomar tu presupuesto total y dividirlo por la duración del viaje, teniendo en cuenta la cantidad de países que deseas visitar.

Digamos que cuentas con $5,000 y planeas viajar durante cinco meses por cinco países. Una opción sería armar un presupuesto de $1,000 por mes por país, lo que resultaría en un presupuesto aproximado de $33 por día. Esto no quiere decir que cada día puedes gastar esos $33, sino que debes usarlos de manera inteligente.

El siguiente paso es establecer un límite de gastos en alojamiento. Podría ser de $10 por noche (con esa suma obtienes una habitación privada con aire acondicionado en muchas áreas de Tailandia). Luego separas el dinero que necesitas para actividades o transporte, y el resto lo divides por la cantidad de comidas diarias. Muchos hostales incluyen desayuno, pero no recibirás mas que un trozo de pan y café instantáneo.

Con la comida suelo organizarme de la siguiente manera: salgo a desayunar afuera. Por lo general, un menú completo de desayuno es mucho más económico que uno de almuerzo. En Perú he pagado $2 por una buena taza de café, dos huevos fritos, pan, mantequilla, una fruta y un jugo exprimido de papaya. O también me preparo en el hostal, a media mañana, un plato abundante que me mantenga satisfecha hasta la tarde, cuando hago un almuerzo-cena. A modo de colación, entre medio, como frutas y tomo bebidas calientes como café o té.

Una buena opción para economizar los alimentos es ir a los mercados locales. Puedes realizar una compra grande que te rinda la cantidad de días que estarás en esa ciudad y cocinar. En muchos países regatear (pedir que te bajen el precio) es parte de la cultura, y está tan normalizado que el comerciante espera que lo hagas. En sitios como Tailandia, no te quedes nunca con el primer monto que te digan, sobretodo si estás comprando más de dos artículos. Cuanto más grandes sean las compras, mejores precios obtendrás.

La clave para organizarte con el dinero es el equilibrio. Si quieres visitar una atracción o realizar una actividad que cuesta la mitad de tu presupuesto diario, puedes permitírtelo siempre y cuando amortices el gasto otros días. No es necesario respetar el límite diario a rajatabla, pero sí debes realizar cierto balance. Si durante algunos días te hospedas a través de Couchsurfing, elige cocinar y caminar por la ciudad en vez de coger transporte. Tus gastos se reducirán mucho lo que te permitiría acceder a actividades más costosas que normalmente excederían tu presupuesto diario.

Cuando visité las ruinas de Angkor Wat en Camboya, la entrada me costó $100. Para poder permitírmelo decidí ahorrar el costo del transporte y cogí pon durante todo mi viaje por el país.

Itinerario
Tu itinerario será la base desde la que te moverás durante tu viaje. No te recomiendo que hagas un armado excesivamente planificado día por día ya que, a medida que vayas visitando, querrás quedarte más o menos días de lo previsto en algunos sitios.

Te aconsejo comenzar por establecer los países que te gustaría conocer. Cuando estuve en el sudeste asiático pre establecí la duración y la cantidad de países que visitaría. Escogí siete países para recorrer durante seis meses (Tailandia, Camboya, Laos, Vietnam, Filipinas, Singapur y Malasia). Pasé un mes completo en cada país menos en Singapur y Malasia, donde estuve 15 días en cada uno. Tuve que escoger entre Filipinas e Indonesia porque mi presupuesto no me permitía visitar ambos. Me costó mucho elegir uno y, finalmente, decidí que iría a Filipinas.

Con esto quiero decirte que si bien es importante que antes de comenzar el viaje veas a dónde te gustaría ir, también es fundamental permitirte ser flexible por si tus preferencias se modifican.

La base de un buen itinerario es ir alternando. Puedes pasar cinco días en una gran ciudad, luego ir a relajarte un poco a alguna playa, más tarde ir de trekking por la montaña, y después pasar una semana recorriendo pueblos remotos.

Por más paradisíaca que sean algunas playas, si te pasas un mes entero viendo palmeras y aguas cristalinas, los paisajes perderán su encanto y terminarán por aburrirte.

Alojamiento y transporte
Para elegir cómo te transportarás, lo primero que debes hacer es buscar en Google sobre la mejor manera de moverse por el país al que viajes.

En Tailandia e India hay una red de trenes que es extremadamente económica, pero muy lenta. En Europa y Japón puedes sacar pases ilimitados de trenes durante una semana o un mes, que funcionan a la perfección, pero son costosos.

Si no cuentas con mucho presupuesto, coger pon siempre sería lo más económico. Si estás viajando sola y te parece muy arriesgado, puedes buscar otros viajeros en los hostales donde te hospedas.  Conseguirás más de una persona que también quiera coger pon y está en la misma situación. Si eliges coger pon, te recomiendo que visites el sitio web www.hitchwiki.org en el que encontrarás guías súper completas de cada país.

En Europa existe www.blablacar.com, un sitio para compartir viajes en auto. Siempre es más entretenido viajar acompañado, y BlaBlaCar te permite conocer gente, es más barato que el tren y seguro.

Si eliges moverte en autobús por Europa, puedes comprar tus boletos en línea. Hay varias empresas low-cost (www.flixbus.com, www.ouibus.com) con ofertas desde 5€ por trayecto. Si decides viajar por Latinoamérica y tomar bus, te recomiendo ir a la terminal el mismo día del viaje, pero con tiempo, ya que los precios irán variando en relación a la demanda. Si quieres encontrar los mejores precios en Asia, viaja con las mismas empresas de bus que la gente local. Las minivan privadas están destinadas a turistas y te costarán diez veces más.

No tengas miedo de viajar sola, si me hubiese dejado llevar por todo lo que dicen que nos puede ocurrir, no hubiese vivido nada de las maravillosas experiencias que he vivido.

SHARE
Previous articleBoletos de avión al menor costo
Mi nombre es Arnaldo Santiago, puertorriqueño, amante del mundo digital, escritor por pasatiempo, productor por impulso, viajero aventurero por pasión y padre de 2 hijas maravillosas que me motivan cada día a nunca renunciar a mis sueños.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here