Uno de los temas más complejos al viajar es el tema del dinero. Ese proceso de entender todo lo que envuelve el cambio de moneda y que es lo más beneficioso puede ser muy confuso y hacer que tu viaje sea más costoso. A continuación te detallo varios consejos sobre el cambio de moneda:

Verifica constantemente cómo está el cambio
Busca en Google o en www.xe.com cuanto está cotizando tu moneda versus la moneda del país a visitar para que tengas una idea del valor de la misma. El valor de la moneda puede cambiar de un día a otro y el desconocer de esto no te permite saber si es buen negocio o no lo que estás haciendo.

Evita cambiar en el aeropuerto
Cómo todos saben, en los aeropuertos todo sale más costoso, el agua, el café, la comida, la cerveza y por ende también el cambio de moneda. Es normal que tengamos la emergencia de cambiar moneda local al llegar y por obligación necesitemos cambiar, ahora bien, si lo vas a hacer, cambia lo mínimo, lo que necesites hasta llegar a una casa de cambio de la ciudad.

Compara en varias casas de cambio
Ya sabes más o menos cómo está el cambio, porque realizaste el paso anterior. Ahora bien, eso es sólo una idea, el cambio de divisas es un negocio y rara vez consigas ese valor. Las casas de cambio son empresas cómo cualquier otra, así que su oferta puede cambiar y es por esto que debes siempre visitar varias para ver quién te paga más. La mejor forma de comparar es preguntando por una cantidad específica, por ejemplo, usa 3 cantidades y pregunta: Cuánto me pagan aquí por $100, por $500 y por $1,000. Anota la cantidad que te pagarán por cada cantidad y de esta manera podrás hacer una buena comparación. Es importante que lo hagas de esta manera para evitar confundirte cuando trates de hacer el cambio en tu calculadora, es mucho más simple saber si un lado por $100 te darán 70 euros y en otro 80, ya sabes sin tener que hacer cálculo que donde te dan 80 es muchísimo mejor.   Para que tengan una idea de cuanto puede variar, en mi último viaje a Italia, cambiamos a 82 euros por cada $100 dólares y hubo casas de cambio que estaban pagando 68 euros por cada $100. Eso es una diferencia de $14 euros menos que recibes por cada $100 dólares, una locura!

Cambia más cantidad y guarda el recibo
Hay muchos países, como los de Europa que mientras más dinero cambies, mejor tasa de cambio te dan. Si viajas con más gente, agrupen el dinero de todo el mundo y negocien el cambio bajo esa cantidad de dinero. Luego guardan el recibo y si necesitan cambiar más, aunque sea poco dinero, te honran la tasa de cambio que te dieron. Esto es algo que utilicé en países como España y Grecia. Investiga antes el país, a ver si esto aplica en el país que visitas.

Lleva billetes de alta denominación y en buenas condiciones
En muchos países, cómo los del sudeste de Asia (Tailandia, Camboya, Filipinas, Indonesia, etc) te dan mejor cambio por billetes de $100 dólares que por los de $20. Por ejemplo la última vez que estuve en Tailandia si daba un billete de $100 me pagaban 3,500 bahts y si daba 5 billetes de $20 me daban 3,350 bahts. Es importante también que tu dinero no esté roto, ni manchado, ni viejo. Ve al banco antes y pide que te den dinero en buenas condiciones y que no sea de un año menor al 2004.

Organiza el dinero
El uso de una nueva moneda puede ser bien confuso y más en países en donde la diferencia en cantidad es enorme (por ejemplo Vietnam que un dólar vale 22,000 dongs), entonces cuando 100 dólares se convierten en millones, te puede confundir mucho y en ocasiones puedes dar dinero de más o compras cosas a precios excesivos por no entender bien el valor de cada billete.  Yo para evitar esto hago lo siguiente: los organizo siempre por denominación, trato de no mezclar los billetes.  Me aprendo siempre el valor de un dólar y uso la calculadora en todo momento antes de pagar.

Espero que estos consejos te ayuden a obtener el mayor valor por tu dinero a la hora de cambiar de divisa. Comparte el artículo para que ayudes a otros viajeros como tú.  Gracias por visitar este espacio. #viajacoño

SHARE
Previous articleNo caigas en trampas
Mi nombre es Arnaldo Santiago, puertorriqueño, amante del mundo digital, escritor por pasatiempo, productor por impulso, viajero aventurero por pasión y padre de 2 hijas maravillosas que me motivan cada día a nunca renunciar a mis sueños.

LEAVE A REPLY